Linkedin ya no pregunta de qué le conoces

Hasta ahora, cuando cursabas una invitación a alguien para conectarse contigo en LinkedIn era necesario indicar de qué conocías a esa persona (si era amigo, conocido, compañero de trabajo, etc…), y además era habitual que te pidiesen demostrar ese vínculo identificando el email de la otra persona. Dicho paso trataba de seguir una premisa por parte de los administradores de la red social: que solo se tramitaran invitaciones a aquellos profesionales que realmente conociésemos.

Sin embargo, existían diversas fórmulas por las que muchos usuarios eludían dicha premisa; por ejemplo, podías averiguar el email de contacto de la persona a través de su propio perfil. También era posible agregarle desde tu smartphone, pues la App de Linkedin no pedía ningún tipo de requisito. Sin embargo, finalmente ha imperado el sentido común, y con el fin de exprimir todo lo posible la herramienta, Linkedin ya no está preguntando de qué conoces a la gente. Eso si, para quienes puedan sentirse tentados a enviar lotes masivos de solicitudes, es preciso recordar que tu cuenta puede ser bloqueada.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *