Cómo usar correctamente los hashtags

Un hashtag (del inglés hash -almohadilla o numeral- y tag –etiqueta-) es una cadena de caracteres al que se antepone el símbolo de la almohadilla (#) y sirve para clasificar temas en las redes sociales. No es obligatorio añadir etiquetas en todos los mensajes que escribimos, pero cada vez resulta más recomendable, al menos si queremos facilitar posteriores búsquedas. A continuación se proporcionan algunas pautas básicas sobre cómo utilizarlos correctamente.

Las etiquetas deben de estar relacionadas con tu mensaje
La función de las etiquetas es la de clasificar los temas. Por tanto, siempre deben de estar relacionadas con el contenido de tu mensaje. En caso contrario, quedarás en evidencia. Si vas a aprovechar una etiqueta que en ese momento es trending Tepic, posiblemente llegarás a más gente, pero nunca rompas esta norma: que guarden siempre relación.

Limita su uso
No parece prudente insertar un exceso de etiquetas en tu mensaje. Esta máxima cobra mucha más importancia todavía en Twitter, donde el número de caracteres por mensaje es ciertamente limitado. En principio, un máximo de dos o tres etiquetas deberían de ser suficientes. Evita en la medida de lo posible insertar etiquetas en el cuerpo de tu mensaje, pues podrías terminar rompiendo su estructura. Utilízalos cuando realmente concedan un valor añadido a tu mensaje.

Repetir el mensaje con etiquetas
Volvemos otra vez al concepto de eficiencia. Un texto con exceso de etiquetas puede llegar a ser muy complicado de leer. Lo mismo ocurre cuando repetimos las mismas palabras en el cuerpo del mensaje y posteriormente en las etiquetas; queda redundante y no aporta un valor añadido.

Las etiquetas demasiado largas no son buena idea
Cuando las etiquetas son demasiado largas no funcionan, esto es así. Puedes convertir frases en etiquetas jugando con las mayúsculas o las minúsculas, pero si terminas recreando un hashtag demasiado largo, dificultarás su lectura y harás que la gente pierda el interés por tus intervenciones.

No caigas en prácticas consideradas como SPAM
Tratar de promocionar tus etiquetas añadiéndolas sistemáticamente en tus respuestas a cuentas populares está considerado como spam, y además dista mucho de ser una práctica mímicamente elegante. Nunca lo hagas.

Permanece muy atento a tu ortografía
Muy importante, pues estás utilizando una vía de comunicación escrita. Recuerda que las redes sociales son un auténtico escaparate y dicen mucho de ti. Además, la velocidad con la que se transmiten los mensajes invita a poner la máxima atención a todo cuanto compartas.

Por último, si vas a crear tus propias etiquetas, deberás de tener en cuenta unas normas básicas. Por ejemplo, no están permitidos los espacios. Sin embargo, puedes jugar con las mayúsculas y las minúsculas o con las tildes. También puedes usar números.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *